Vendimia del vino magico

San Martin - Argentina

En la Vendimia del Vino Mágico, Agustina I fue coronada reina de San Martín Esta tenista profesional, de llamativos ojos celestes y con una sonrisa constante en su rostro, fue coronada reina de la vendimia de San Martín.
“Deseo que los sanmartinianos soñemos cada día, con la misma ilusión de siempre, en las utopías que todos los vecinos ilustres y anónimos del departamento tejieron a lo largo de la rica historia sanmartiniana”,
señaló tras su coronación Agustina Llaver.

En el majestuoso escenario natural del Teatro Griego Juan Pablo II, de San Martín, fue coronada, pasada la medianoche, la simpática y esbelta figura de Agustina Llaver, de 20 años, representante del distrito Chapanay, tras el espectáculo
“Vendimia del Vino Mágico” ,
dirigido bajo la mirada estética y creativa de su directora, la reconocida coreógrafa Vilma Rúpolo.

Agustina Llaver, sobrina nieta del que fuera gobernador de la provincia, Santiago Felipe Llaver, se impuso con 59 votos a la reina de Ciudad, Lourdes Maldonado, de 18 años, quien resultó finalmente Virreina del departamento. Mientras que el tercer lugar lo ocupará Silvana Fanín.

El argumento se caracterizó por conjugar un gran despliegue coreográfico con un potente carácter teatral, reflejado con la entrada grotesca del carro que portaba a Dionisio, el dios del vino en el cuadro inicial.

Si bien la lluvia amenazó con humedecer, como en años anteriores, el desarrollo del espectáculo, del departamento que es el mayor productor vitivinícola del país, no doblegó a los 20 mil espectadores que siguieron atentos, desde las gradas y provistos de paraguas y pilotos, además de las clásicas provisiones gastronómicas, la historia de Juancito, el del hospital, un personaje entrañable que nació y se crió en el hospital Perrupato y que en su mágico locura, urde su historia junto a Dionisio, dios del vino, protector de la vida y de las festividades para que lo ayude a crear el “Vino Mágico”.

Con esta unión entre Juancito, un simple mortal y un dios del Olimpo, Patricia Aruj, autora del guión, transportó a los espectadores por los sucesivos cuadros fantásticos y mágicos que recorrieron la historia y la cultura de San Martín.
Un mundo surrealista apareció en el proscenio recreando historias ficticias, en escenarios particulares de la zona:
el campo, las bodegas, el hospital, los clubes sociales.

El ritmo musical –allegro- que combinó la música de Zorba el griego; la perfecta selección del coro Libiamo nei lieti calici, de la ópera La Traviata, de Verdi; Beethoven y la polifonía folklórica argentina, acompañó vivazmente el despliegue coreográfico, combinando la suavidad de lo clásico, la vitalidad de lo moderno y la arrogancia de nuestro folklore.

Esta majestuosidad artística contagió al público cuando en el cuadro del salón de baile el Jagüel aparecen dos voces argentinas legendarias: Leonardo Favio y Sandro.
Una reunión de fanáticos bailarines desplazados en el escenario recreó la locura, el fanatismo y la pasión de aquellos tiempos, sostenida por un colorido vestuario y la plasticidad de los bailarines que sellaron los momentos locos de aquel salón.

Sobresale en este viaje de homenajes la figura del General San Martín que lleva a los espectadores un claro mensaje ambientalista sobre el valor de cuidar el agua.
Así, en un perfecto paralelismo entre la impronta del Libertador en estas tierras, ligada a la irrigación del agua y el presente vitivinícola que se sirve de este recurso natural tan preciado y escaso, la historia de la Vendimia del Vino Mágico se acerca a un tema actual para generar conciencia.

“San Martín, ciudad del Vino mágico y reino de utopías hasta el fin de los siglos”.
Así lo decreta la voluptuosa presencia olímpica de Dionisio para ponerle el broche de oro a una historia que revalorizó y rescató, en una hora exacta, a todos los urdidores de utopías que, más allá de las locuras, certezas y racionalidades, fueron valientes al tejer la prosperidad de San Martín.
Culminó la vendimia del vino mágico y la invitación está escrita: soñar y construir, un mundo de utopías propias y colectivas.
Todo es posible, con esfuerzo, humildad, entre el sueño y la razón.
Silvia Adriana Casagrande

Questo sito, realizzato e finanziato interamente dai soci, è completamente independente ed amatoriale.
Chiunque può collaborare e fornire testi e immagini a proprio nome e a patto di rispettare le regole che trovate alla pagina della policy.
Dedichiamo il sito a tutti i valligiani vicini e lontani di Pulfero, San Pietro al Natisone, Savogna, Stregna, Grimacco, San Leonardo, Drenchia, Prepotto e di tutte le frazioni e i paesi.

www.lintver.it
© 2000 - 2018 Associazione Lintver
via Ponteacco, 35 - 33049 San Pietro al Natisone - Udine
tel. +39 0432 727185 - specogna [at] alice [dot] it